Press Enter to Search

Andalucía se llena de África: análisis

agosto 2nd, 2022

1. ANDALUCÍA SE LLENA DE ÁFRICA

“Andalucía se llena de África” es una iniciativa desarrollada por la Fundación Alianza por la Solidaridad y que se remonta a 2013 y de la que ha habido sucesivas réplicas

Esta iniciativa ha pretendido fortalecer las capacidades de las personas africanas y de las asociaciones africanas que viven y trabajan en Andalucía, como agentes de Educación para el Desarrollo potenciando su trabajo en red. Con el proyecto se ha querido contribuir a mejorar la convivencia sirviéndose de la sensibilización para acercar a las personas africanas que están en Andalucía y que han podido de este modo proyectar una imagen diferente de su continente (Alianza por la Solidaridad, 2015). El proyecto ha servido para sensibilizar a la población andaluza sobre “la realidad y el potencial de la población migrante africana mediante acciones protagonizadas por las propias personas africanas”. De esta forma se ha querido visibilizar el potencial y el valor de la población migrante como actores de educación para el desarrollo.

En todo momento, el proyecto ha tenido como un principio básico de su razón de ser la transformación social, trazando un recorrido a través de la unidad entre organizaciones y personas africanas y trabajando con ellas de múltiples formas con el fin de visibilizarlas como un valor añadido al conjunto de la sociedad y como un aporte necesario a la convivencia en Andalucía.

2. LOS PRINCIPIOS DE LA EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO

Atendiendo a los principios básicos de la Educación para el Desarrollo tal y como los refiere la Estrategia de Educación para el Desarrollo de la cooperación española (2007), esta iniciativa de la Fundación Alianza por la Solidaridad ha fomentado de manera específica la participación, hasta el punto de que se ha salido del marco habitual de convivencia de las personas africanas residentes en las tres ciudades andaluzas objeto del análisis (Granada, Huelva y Sevilla), para salir a la calle y trabajar con personas anónimas africanas. Esto ha permitido disponer de una visión mucho más plural y, sobre todo, no anclada en los principios rectores de una asociación o de cualquier otro tipo de agrupación aglutinadora de intereses comunes en torno a la población africana.

Y si esas personas anónimas han sido determinantes para la obtención de la información, tanto personal como de su red de contactos africanos, su participación ha sido clave para la restitución de los datos derivados del análisis y en todo momento han podido participar en foros, debates y sesiones abiertas de intercambio de información, de conocimiento y de experiencias. Por lo tanto, se trata de una iniciativa que ha fomentado el diálogo, otro principio fundamental de la Educación para el Desarrollo.

Como elemento central del trabajo… la aproximación a los otros como iguales, dar a conocer a la población africana que vive en Andalucía a quienes ya estaban en esa tierra y en este sentido hay otros principios muy interesantes sobre el que el proyecto pivota: la corresponsabilidad en el marco de la equidad y de la igualdad. Destaco la corresponsabilidad por cuanto el proyecto trata de hacer comprender, en el trabajo conjunto entre población africana y andaluza que todos y todas comparten un espacio común del que son responsables y en el que todas y todos deben de hacer un esfuerzo por establecer un espacio de convivencia basada en la no discriminación y en el empoderamiento de cada una de las vecinas y vecinos de una misma ciudad.

3. CONCEPTOS CLAVE Y ÁMBITOS DE INTERVENCIÓN

“Andalucía se llena de África” se basa en la idea de ciudadanía global que propugna la Educación para el Desarrollo y ser un ciudadano global hoy en día es entender que la condición humana está por encima de las fronteras o las barreras territoriales (Oxfam Intermón, 2022) y a eso se ha dedicado el proyecto.

Partiendo del primer análisis realizado en 2015 conociendo la realidad de la población de origen africano y afrodescendiente en Andalucía, el proyecto se preocupó después por profundizar en aspectos clave como la convivencia, las relaciones con la población autóctona, los estereotipos… haciendo especial hincapié en aquellas actividades y buenas prácticas que favorecen la convivencia entre todas las personas. Por lo tanto, el proyecto incide además en un modelo de educación intercultural dado que, a través de talleres, charlas, debates, manifestaciones culturales… promueve el conocimiento de la población autóctona hacia realidades y personas que les eran totalmente ajenas. Son propuestas de investigación acción participativa, de historias de vida mediante el relato oral, de construcción de conocimiento colectivo, a través de la gestión intercultural del conocimiento (Celorio, 2020) y que además se proponen desde ámbitos que no tienen por qué estar relacionados con estructuras educativas formales, sino que se pueden desarrollar en entornos sociales más o menos informales.

No hay que olvidar que la Educación para el Desarrollo, se asienta sobre unos principios estratégicos para conseguir la transformación social que pasan por la sensibilización, la formación, la investigación y la incidencia política y movilización social (Martínez, 2022). De estas cuatro columnas se puede afirmar que el proyecto en análisis tiene muy en cuenta, en principio, las tres primeras.

Se trata de una iniciativa que pretende mostrar, difundir, sensibilizar, hacer comprender, interactuar e interrelacionar, educar, compartir, debatir, preguntar, analizar, profundizar… y todo ello contando con todas las personas que conviven en el mismo entorno social, vengan de donde vengan, siempre que esa convivencia se produzca entre personas africanas o afrodescendientes y andaluzas en su sentido más amplio. No tiene el proyecto, entre sus objetivos principales, seguir la senda de la incidencia política, aunque sí es verdad que del desarrollo del mismo se ha conseguido trazar un camino por el cual podría, perfectamente, discurrir una propuesta de movilización social llegado el momento. Y, en cualquier caso, mostrar ese modelo de convivencia resultante del proyecto, para quien quiera verlo desde la posición de tomadores de decisiones, sin duda puede marcar esas decisiones y, por lo tanto, de forma indirecta sí que podríamos concluir que la iniciativa puede incidir en la política local que se pueda desarrollar en las zonas de estudio. Aunque, al no estar claramente definido como tal, no se considera en este análisis como una de las cuatro columnas sobre las que se asientan los principios estratégicos de la Educación para el Desarrollo.

Dos elementos más a considerar en el análisis de este proyecto. Por un lado, los atributos necesarios para la consecución de una ciudadanía global crítica, como propone la propia Educación para el Desarrollo. En este sentido, el proyecto apuesta por el conocimiento y la información como vía de sensibilización, fomenta las habilidades con el fin de capacitar a las personas en la aproximación a los y las otras y, sobre todo, promueve actitudes basadas en valores esenciales para alcanzar una buena convivencia.

Y un último elemento que es importante tener en cuenta. A partir del enfoque de capacidades propuesto por el PNUD (2014) el proyecto “Andalucía se llena de África” tiene una importante fundamentación ideológica al incorporar los Derechos Humanos en el marco de la idea de pertenencia a una comunidad mundial de iguales y por lo tanto reconociendo a la ciudadanía cosmopolita objetivo del proyecto (Nussbaum, 2002).

No es menos importante la fundamentación axiológica al ser una iniciativa basada en los valores promulgados por la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Sin duda, es muy importante también el peso pedagógico de la propuesta al fomentar la educación en valores desde la perspectiva de la educación global e incidiendo en la interdependencia entre lo local y lo global. Y no menos importante como pieza central de esta fundamentación, el valor de la educación popular en el marco del proyecto. Un modelo que parte de la participación social como fuente primigenia y, por lo tanto, donde la experiencia y las historias de vida tienen un papel central… algo, por otra parte, básico en un proyecto de Educación para el Desarrollo.

4. CONCLUSIONES

Pero eso sí, se supone que la Educación para el Desarrollo es una herramienta incorporada por la Agenda 2030 para conseguir el reto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y, por lo tanto, la transformación social que los ODS promueven. Y no menos cierto que la Agenda difunde y establece principios generales que difícilmente se pueden aterrizar o terminan con prescripciones específicas acerca de qué hacer en terreno. Creo que es aquí donde la Educación para el Desarrollo en general y proyectos como el analizado en este artículo necesitan revisarse, dado que no podemos esperar, y mucho menos permitir, que, para fomentar esos principios básicos de la Educación para el Desarrollo, que es la conformación de una propuesta de Ciudadanía Global universal, las personas tengan que migrar y dejar atrás lo que son para adaptarse a una nueva realidad.

Esa “educación para la descolonización” de la que habla Rauber (2014) debemos hacer posible, de algún modo, que se extienda al punto de partida de las comunidades migrantes. Y es en este punto donde proyectos como “Andalucía se llena de África” deberían tener un retorno en las comunidades de origen de todas esas personas migrantes con las que el proyecto ha trabajado. ¿Cómo? Ese creo que es el siguiente reto de la Educación para el Desarrollo, hacerse presente donde conviene educar o reeducar en favor de mejores modos de vida. Porque el desarrollo cultural, el desarrollo educativo, el desarrollo de las conciencias es, al final, el que hace libres a esos pueblos a los que la cooperación y el propio modelo de educación para el desarrollo aportan recursos puntuales con lo que, se demuestra, que esos pueblos siguen estando sometidos y bajo el paraguas de otro modelo de colonización.

Lo dijo muy bien Amaia del Río en el V Congreso de Educación para la Transformación Social, celebrado en Vitoria, “es muy importante enfrentar lo estipulado como normativo institucional con el conocimiento y los saberes que se derivan de poner la mirada desde los cuerpos y los territorios”. Me parece un concepto muy clarificador: historias de vida, emociones, valores, deseos, interpelaciones críticas desde los territorios… He aquí el gran reto y la gran oportunidad, en mi opinión de la Educación para la Ciudadanía Global del que todavía adolecen muchos proyectos.

5. BIBLIOGRAFÍA

Celorio, J.J. (2020) Transitar de la Educación para el Desarrollo a la Educación parauna Transición Emancipadora. Retos alternativos a la crisis civilizatoria de la Modernidad.

Domínguez Martín, R., López Noval, B. (2012). La dimensión subjetiva en el estudio del desarrollo humano, Revista Iberoamericana de Estudios de Desarrollo Volumen 1, Número 1 pp.103-113

Martínez Martínez, M.A; (2022) Educación y formación: Invertir en personas. Apuntes asignatura SRP512. Desarrollo social y humano, Máster de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Universitat Jaume I.

Martínez Oses, P.J., Martínez Martínez, I. (2015) La Agenda 2030: ¿cambiar el mundo sin cambiar la distribución del poder? Lan Harremanak/33 (73-102)

Nussbaum, M. (2002) Las mujeres y el desarrollo humano. El enfoque de las capacidades. Herder.

Ortega, M. L. (2007). Estrategia de Educación para el Desarrollo de la cooperación española. Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación. www.bit.ly/1ptkpbl

Ortega, N.; Morón, A., (2018) Andalucía se llena de África II: africanos/as dialogan, actúan y debaten acercando su continente y construyendo convivencia Fundación Alianza por la Solidaridad

Rauber, I. (2014) Descolonización, liberación y educación para el cambio civilizatorio. Claves sociales, políticas, económicas y culturales desde Latinoamérica, en Cambiar la educación para cambiar el mundo…Por una acción educativa emancipadora. Actas del IV Congreso de Educación para el Desarrollo. (Vitoria-Gasteiz, 9, 10 y 11 de octubre de 2014). Bilbao, Hegoa. pp. 19-56.

Raworth, K (2012) Un espacio seguro y justo para la humanidad. ¿Podemos vivir dentro del donut? Oxfam International

Sow, Ch. A.; Gómez Haro, A.; Fall, F.; Simel, P.; Suárez, B., (2013) Andalucía se llena de África: Diagnóstico Participativo sobre los africanos y las africanas y sus iniciativas en Andalucía, Fundación Alianza por la Solidaridad

Webgrafía

Alianza por la Solidaridad: https://www.alianzaporlasolidaridad.org/casos/andalucia-se- última revisión 25 de mayo de 2022

Naciones Unidas, Objetivos de Desarrollo Sostenible (2022), https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/hunger/ última revisión en mayo de 2022

Oxfam Intermón (2022), https://blog.oxfamintermon.org/que-es-la-ciudadania-en-un- mundo-global/ última revisión 25 de mayo de 2022

V Congreso Educación para la Transformación Social, Educar en la incertidumbre liberadora, (2021) Vitoria-Gasteiz última revisión 15 de mayo de 2022 https://bit.ly/3PK3KE5

Compartir
There are no comments yet, add one below.

Uso de cookies

Usamos cookies para analizar las visitas a esta web. No guardamos ningún otro tipo de información. Política de cookies

ACEPTAR
t Twitter f Facebook g Google+